¡Muy buenas!

Qué de tiempo hacía que no me pasaba por aquí! ¡Estoy feliz de volver! Hoy vamos a hacer una manualidad o diy que llevo mucho tiempo queriendo hacer y que he visto millones de veces en Instagram… Sí, tenía mono de éste diy y estaba en modo envidia… así que se juntaron las dos y decidí hacer un mini caballete para mostrar las creaciones que hagamos… ¿Qué os parece la idea? ¿Vamos a por ello? Empezamos pues 🙂

Como lo hice a las tantas de la madrugada… las fotos no son muy buenas pero os prometo que os subiré el paso a paso aunque realmente es muy fácil de hacer. De momento, os lo explico en palabras pero ya sabéis si no veis algo claro, escribidme.

¡Vamos al lío! Necesitamos dos rectángulos de 12x1cm, un rectángulo de 5.5x1cm, tres rectángulos de 9x1cm y otro rectángulo de 10x1cm.En mi caso, los he recortado de una caja de cartón de doble onduladura o ondulado doble (o sea, que es gordita y fuerte), pero lo podéis hacer con algunos trozos de cartón encolado que tengáis… ya sabéis los típicos restos que van sobrando y que no sabemos que hacer con ellos; así le dais uso y salida.

Cogemos el rectángulo de 5.5x1cm (éste será la base posterior de arriba) y los dos rectángulo de 12x1cm(que serán las patas de nuestro caballete). Pegamos con cola blanca o silicona las dos patas a la base posterior dejando un poco de ángulo.

Pegamos, por la parte de atrás, uno de los rectángulos de 9x1cm (base posterior de abajo) a las dos patas.

Truqui: Lo que he hecho es hacer los dos rectángulos de base (5.5x1cm y 9x1cm) un poco más grandes y cuando he pegado las dos patas delanteras he recortado, de ésta manera los laterales de cada base posterior quedan igualadas.

¡Vamos a por la parte donde apoyaremos nuestro caballete y nuestras maravillosas creaciones! Para hacerla, utilizamos los dos rectángulos de 9x1cm. Pegamos uno de los rectángulos en horizontal a la base posterior de abajo y el otro rectángulo de forma vertical «arran» o en la base del horizontal. Maaaaadre que difícil es explicarlo y que fácil es verlo con una imagen…

 

Doblamos un poco la pata del caballete de detrás (rectángulo de 10x1cm) y hacemos una pestaña, de 1/2cm aproximadamente. Pegamos a la parte de atrás del rectángulo base de arriba (el de 5.5x1cm). De ésta manera le damos algo de movimiento al caballete, lo podemos plegar y podemos abrirlo o cerrarlo más. Si queremos abrirlo más éste rectángulo lo haremos más pequeño.

Por último le damos un aire «desenfadado», «desaliñado» pintando nuestro caballete. Le damos varias pinceladas sin pensar mucho, para que la pintura quede desigualada.

¡Listo ya tenemos nuestro caballete terminado!

Por cierto, lo podemos hacer de otro tipo de material… podemos usar cartón encolado (como he dicho anteriormente), palos de polo,… pero, sobretodo, si lo hacéis de otro tipo de material tened en cuenta que el adhesivo seguramente también tenga que ser otro.

Y nada más por mi parte… si tenéis dudas o preguntas, escribidme.

¡Nos vemos pronto!

Sed felices.

Besos.

Eva,

Scrapeando y Más.