¡Muy buenas!

¿Qué tal va? Ya que se acerca San Valentín, he pensado que éste home decor es perfecto para la ocasión… Aunque también creo que puede sevir en cualquier ocasión ya sea para felicitar un cumpleaños o, simplemente, para decirle algo especial a alguien cualquier día de la semana. En mi caso, os diré, que no lo he querido hacer muy decorado para que se pueda ver las fotografías; en éste caso de mi Charlie ♥♥♥ Ésta vez, he cambiado la forma de visualizar las fotografías, he decidido usar collages en lugar de ir poniendo una a una… ¡A ver que os parece el cambio! ¿Empezamos? 🙂

Materiales:

  • Corazón transparente en cajita.
  • 2 Fotografías.
  • Adornos. En éste caso, unos corazones de purpurina.
  • Letreoro con sentimiento.
  • Confeti, lentejuelas,…
  • Adhesivo.

Paso 1.- Abrimos el corazón y cogemos una de las dos mitades. La ponemos sobre las fotografías y calcamos la forma del corazón sobre la fotografía. En éste cas, lo haremos sobre las dos fotografías para que se vea una cara u otra de la fotografía dependiendo de como giremos el corazón.

Paso 2.- Recortamos las fotografías. Recortamos los dos corazones resultantes.

Paso 3.- Llenamos una mitad del corazón con confetis en forma de corazón y estrellas.

Paso 4.- Decoramos cada fotografía. En éste caso, en cada una de las fotografías-corazón, pegamos un corazón con purpurina (mucho muchísimo brilli brilli de goma eva 😀 ) y pegamos en una de las fotografías un cartelito con el sentimiento ‘Love’ y en la otra un cartelito con el sentimiento ‘Amour’.

Paso 5.- Aplicamos adhesivo sobre uno de los bordes del corazón y pegamos la fotografía sobre el borde con cuidado de no moverlo mucho ya que si no el confeti se quedará pegado sobre el pegamento y no podremos moverlo ni hacer el «efecto confeti» … Vamos… ¡Qué me encanta verlo moverseeeeee! 🙂

¡Y hasta aquí el home decor de hoy! ¡Espero que os haya gustado y ver todooooos los corazones que hagáis! ¡Estaré encantada de verlos! 😀



Si tenéis alguna duda o pregunta, escribidme!

¡Sed felices!

Besos

Eva.